Celebraciones importantes en el mes de Enero del 2020

 

MIÉRCOLES 1

SANTA MARIA MADRE DE DIOS

SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS, del arameo, "Señora". Con esta solemnidad, la Iglesia da inicio al año. Es la celebración mariana más antigua de la cual se tiene noticia Occidente. Hacia el siglo IV, en Roma, se le denominaba Natale Sanctae Mariae y en su honor se erigió una de las iglesias más antiguas de esa ciudad. En el Concilio de Éfeso (431), a María, se le designó Theotokos, palabra griega que significa Madre de Dios, de forma más literal: "la que dio a luz a Dios", oponiéndose a lo expresado por el heresiarca Nestorio (380?-451) -patriarca de Constantinopla quien afirmaba que la Virgen sólo había sido Cristotokos (Madre del hombre Cristo). La posición de Madre de Dios fue defendida de forma brillante por san Cirilo, Padre de la Iglesia y obispo de Alejandría (376-444; 27 de junio). La Liturgia le vinculó con la Navidad llamándole a este día In octava Domini. Las reformas de 1969 al actual Calendario litúrgico confirman en esta fecha su solemnidad. El 21/X1/64 al clausurarse la tercera sesión conciliar del Concilio Vaticano II se declara a María como Madre de la Iglesia. El beato Pablo VI (1963-1978; 26 de septiembre), proclamó la Exhortación apostólica Marialis cultus (2Il-1974), sobre la recta ordenación y desarrollo del culto a la Santísima Virgen. Este día se celebra -desde 1968 Jornada Mundial de la Paz.

 

 

VIERNES 3

EL SANTÍSIMO NOMBRE DE JESUS

EL SANTÍSIMO NOMBRE DE JESÚS, del hebreo, abreviatura de Yeoshúah, es decir Josué (Jesús), "Dios salva", "redentor". Ocho días después de su nacimiento, José y María -conforme a lo señalado por la Ley mosaica-, llevaron a su hijo a circuncidar y le pusieron por nombre Jesús. Clemente VII (1523-1534) en 1530 concedió por primera vez a los Franciscanos la celebración del Oficio del Santísimo Nombre de Jesús. Inocencio XIII (1721-1724), la extendió a la Iglesia universal, en 1721, estableciendo la fecha del 1 de enero para su conmemoración; con las modificaciones señaladas en 1969 para el Calendario Litúrgico,
se trasladó al 3 de enero.

 

 

 

DOMINGO 5

LA EPIFANÍA DEL SEÑOR

LA EPIFANÍA DEL SEÑOR, del griego, epi y faino, "manifestación" (siglo 1). Esta solemnidad se inició en el Oriente en el siglo IV y un siglo después pasó a Occidente. Desde los siglos VI Y VIII se formalizó el tema de la adoración de los Reyes Magos (Mt 2, 1-12) fecha que dio origen al "Día de Reyes", a quienes la Tradición otorgó los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar. Esta es la manifestación de la divinidad para con el género humano, representado en los citados sabios magos o sabios de Oriente, sobre los que se han tejido piadosas leyendas. Antes de las reformas al Calendario Litúrgico en 1969 era celebrada el 6 de enero, ahora con el carácter de solemnidad tiene lugar en el domingo posterior al primero de enero. Iconografía: en la cueva de Belén, la escena del Nacimiento del Redentor, con sus padres María y José, cuando los tres sabios o magos postrados adoran al Niño Jesús y le regalan oro (ofrenda al Rey), incienso (adoración al Dios) y mirra (para ungir y honrar al hombre).

 

 

DOMINGO 12

EL BAUTISMO DEL SEÑOR

 

 

VIERNES 24

NUESTRA SEÑORA REINA DE LA PAZ

NUESTRA SEÑORA, REINA DE LA PAZ, del latín, pax, "paz, pacto, convención". El nombre y advocación de Nuestra Señora de la Paz, nace cuando -en un día como hoy de 1085-, por intercesión de María Santísima se logró conjurar la batalla entre moros y cristianos
en la ciudad de Toledo, España; a partir de esa fecha se le veneró con este título, pronto los devotos se extendieron por toda Europa. En Roma el papa Sixto IV (1471-1484) edificó la iglesia de Santa María de la Paz, para celebrar el término del conflicto armado italiano. La devoción pasó a América donde se erigieron diversos templos en su honor. Benedicto XV (1914-1922), cuyo pontificado se vio inmerso en la Primera Guerra Mundial (1914-1918),
propagó su culto y en 1917 estableció que se incluyeran en las Letanías Lauretanas del Rosario la invocación "Reina de la Paz". Iconografía: de pie con vestido blanco y manto azul, sosteniendo al Niño Jesús en su brazo izquierdo y en la mano derecha porta un banderín con la palabra paz.

 

 

SABADO 25

LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO, APÓSTOL

LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO APÓSTOL (siglo I). La Iglesia universal conmemora como "festividad" la conversión al cristianismo del llamado "Apóstol e los gentiles"; acontecimiento narrado en el libro de los Hechos de los Apóstoles (9, 1-22). Antes de ser bautizado, su nombre era Saulo (del hebreo, "deseado", "elegido") y vivía en Tarso de Cicilia (actual Turquía) y era feroz perseguidor de cristianos. Cuando se enteró que muchos pobladores de Damasco se habían cristianizado, solicitó al sumo sacerdote autorización para aprehender a los conversos y llevarlos a Jerusalén. Al llegar a los límites de dicha ciudad se vio deslumbrado por una cegadora luz, cayó en tierra y escuchó una voz que le decía: "Saulo, Saulo ¿por qué me persigues? Preguntó: ¿Quién eres, Señor? La respuesta fue: Yo soy Jesús a quien tú persigues". Después de este acontecimiento, abrazó la fe de Cristo y solicitó ser bautizado con el nombre de Pablo (del latín, "pequeño"). Desde entonces fue un propagador
incansable de la religión de Cristo, hasta morir degollado. Iconografía: de acuerdo a la creatividad de cada autor, vestido con atuendo militar, al caer en el camino hacia Damasco deslumbrado por una intensa luz. San Juan Crisóstomo (13 de septiembre) en una Homilía lo elogia con estas palabras: "Qué es el hombre, cuán grande su nobleza y cuánta su capacidad de virtud lo podemos colegir sobre todo de la persona de Pablo. Cada día se levantaba con una mayor elevación y fervor de espíritu y, frente a los peligros que lo acechaban, era cada vez mayor su empuje, como lo atestiguan sus propias palabras: Olvidándome de lo que queda atrás y lanzándome hacia lo que está por delante".

 

MARTES 28

SANTO TOMAS DE AQUINO

SANTO TOMÁS DE AQUINO, del arameo, "gemelo", "mellizo" (1225?-1274). Doctor de la Iglesia. Nació en Rocca Secca, Aquino, Italia, en el seno de una familia noble. A los 5 años ingresó como oblato en el Monasterio benedictino de Monte Cassino. Hacia 1239, se inscribió en la Universidad de Nápoles y, posteriormente, en la Orden de Predicadores (Dominicos), acción que le ocasiona la oposición familiar. Los Superiores le envían a Roma, pero en el trayecto es secuestrado por sus hermanos, quienes le llevan a su hogar donde queda
como prisionero. En 1245 escapó y llegó a Colonia, Alemania, donde fue discípulo de san Alberto Magno (15 de noviembre). En las aulas su inteligencia y humildad asombraban a maestros y alumnos. Recibe el Orden sacerdotal en 1250 y obtuvo los grados de Doctor en Teología y en Filosofía. Fue prestigiado docente en diversos Seminarios y universidades. Destacó por su fervor al celebrar la Eucaristía. Se le reconoce como máximo representante de la Filosofía Escolástica y un gran teólogo. Entre sus obras se encuentran: Summa contra Gentiles y la inconclusa Summa Theologiae (Suma Teológica). Falleció en Fossanuova, Roma. Fue canonizado por Juan XXII (1316-1334) en 1323. Declarado Doctor de la Iglesia por Pío V (1566-1572) en 1567. Patrono de universidades, colegios, estudiantes y editores. Iconografía: con hábito dominico, un sol en el pecho y libro. S. S. Benedicto XVI (2005-2013), expresó del santo: "Supo presentar la admirable síntesis cristiana entre razón y fe, que para la civilización occidental representa un valioso patrimonio, al que se puede acudir también hoy para dialogar de modo eficaz con las grandes tradiciones culturales y religiosas
del este y del sur del mundo".