Celebraciones importantes en el mes de Septiembre del 2021

 

MIÉRCOLES 1

NUESTRA SEÑORA DE LOS REMEDIOS

NUESTRA SEÑORA DE LOS REMEDIOS, del latín, remedius, acepción de "auxilio" (siglo XVI). La advocación de Nuestra Señora de los Remedios es una escultura traída por un soldado del ejército de Hernán Cortés y es la imagen más antigua de la Virgen María que existe en México. Este nombre lo confirió la piedad popular por haber sido colocada en el "Árbol de la Noche Triste", lugar en que las tropas españolas hicieron oración solicitando "remedio" a su derrota en 1520. En 1540, la imagen fue encontrada dentro de un maguey en el cerro Otocampulco, actual territorio de Naucalpan, Estado de México, construyéndole los otomíes una ermita. Por los incontables milagros a ella atribuidos se le edificó un templo al norte de la Ciudad de México en 1575; las Crónicas señalan que se le otorgó el nombre de Nuestra Señora de la Victoria y fue nombrada Generala de los Ejércitos del Virreinato de la Nueva España y a su santuario se le dio la categoría de Basílica. En 1974, Nuestra Señora de los Remedios fue investida como patrona de Tlalnepantla y de las diócesis vecinas. Iconografía: escultura de 27 cm de altura, en su brazo izquierdo porta al Niño Jesús, coronados ambos. Ataviada ricamente con capa galana, bastón de mando en la mano derecha, banda cruzada sobre el pecho que la distingue como Generala del ejército español. La imagen se encuentra de pie sobre luna y peana de plata. En la ciudad de Cholula, Puebla, México, en lo alto de una antigua pirámide se levanta otro templo en su honor; éste atesora en su interior una efigie de Nuestra Señora de los Remedios desde 1594 y está bajo la custodia de la Orden de San Francisco. Se dice que la talla fue traída por Fray Martín de Valencia, uno de los doce primeros franciscanos que arribaron a México y al continente, en 1524.

 

 

MIÉRCOLES 8

LA NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

LA NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, del latín nativitas, "nacimiento" (siglo I a. C.). La Tradición ubica Jerusalén como lugar de nacimiento de la Santísima Virgen María, en el sitio donde actualmente se erige la Basílica de santa Ana. Las narraciones sobre su nacimiento se basan en relatos apócrifos e indican que sus padres eran Joaquín y Ana. Celebración conocida en Oriente desde el siglo VI. Fue fijada en esta fecha ya que es el día con el que se abre el año litúrgico bizantino, el cual se cierra con la Dormición, en agosto. En Occidente fue introducida hacia el siglo VII. Quedó establecida en el siglo XIX, exactamente nueve meses posteriores a su Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre. San Pío X (1903-1914; 21 de agosto) le otorgó el rango de fiesta.


 

SÁBADO 11

NUESTRA SEÑORA DE COROMOTO

NUESTRA SEÑORA DE COROMOTO, Patrona de Venezuela (siglo XVII). En 1591 se fundó la villa de Guanare. Los aborígenes cospes, habitantes de la región, huyeron de la conquista y se refugiaron en la selva. En 1652, el cacique de la tribu, llamado Coromoto, y su mujer, al atravesar un río, vieron a una hermosa Señora, quien les dijo en su idioma: "Vayan a casa de los blancos y pídanles que les echen el agua en la cabeza (el bautismo) para poder ir al cielo". Coromoto contó el suceso a un español, quien le dijo que en una semana regresaría. El plazo se cumplió y el pueblo fue bautizado, con excepción del cacique, que trató de huir; sin embargo, el 8 de septiembre la Virgen se le apareció nuevamente al indígena, a su mujer, a Isabel su cuñada y a un sobrino de ésta. Coromoto, asustado, preparó su arco para matar a la Señora; sin embargo, la Santísima Virgen se le acercó, le dejó un pergamino en el cual plasmó su imagen y desapareció. Ante el hecho el jefe se convirtió. Desde 1654, la milagrosa estampa se resguarda en el templo de Guanare. En 1950, el Papa Pío XII (1939-1958) la declaró Patrona de Venezuela, y el Papa Benedicto XVI (2005-2013) elevó su templo de la categoría de Santuario Nacional a la de Basílica Menor de Nuestra Señora de Coromoto. Iconografía: en la pequeña imagen se aprecia a la Virgen sentada, con el niño Jesús en sus brazos, sentado sobre sus rodillas. El Niño, con vestiduras color paja, lleva un orbe coronado con una cruz en la mano izquierda y con la derecha bendice. María lleva sobre su cabeza un velo color paja y una corona. Sobre el vestido blanco se encuentra un manto color rojo. Detrás de ella hay dos torres o pilares muy esbeltos.

 

 

MIÉRCOLES 15

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES. Advocación que hace referencia a los sufrimientos de la Santísima Virgen, quien al pie de la cruz ve a su hijo Jesús en la cruz. Desde el siglo XIII diversos compositores han escrito un hinmo llamado Stábat Mater Dolorosa; el Stábat nos presenta la imagen de María al pie de la cruz de la que pende su hijo. Los dos primeros tercetos citan: Stábat Mater dolorosa, juxta Crucem lacrimosa, dum pendebat Filias Cujus animan gementem, contristatam et dolentem, pertransivit gladius. La Madre piadosa estaba junto a la cruz y lloraba mientras el hijo pendía. Cuya alma triste y llorosa, traspasada y dolorosa, fiero cuchillo tenía.

 

MARTES 21

SAN MATEO

SAN MATEO, del griego, mathhaios; del arameo, mattai, forma corta del hebreo, mattanyah, "regalo de Yahvé" (siglo I). Apóstol, evangelista y mártir. Recaudador de impuestos del Imperio Romano. También conocido como "Leví, el publicano". Hijo del Alfeo, vivió en Cafamaún, en el lago de Galilea. Formó parte de los Doce. Lucas (5, 27-32) relata así su llamamiento: "Jesús vio a un publicano llamado Leví, sentado al banco de los tributos públicos y le dijo: «Sígueme»". Su Santidad Benedicto XVI (2006), subraya: "Mateo responde inmediatamente a la llamada de Jesús: «Él se levantó y lo siguió». La concisión de la frase subraya claramente la prontitud de Mateo en la respuesta a la llamada. Esto implicaba para él abandonarlo todo, en especial una fuente de ingresos segura, aunque a menudo injusta y deshonrosa. Evidentemente Mateo comprendió que la familiaridad con Jesús no le permitía seguir realizando actividades desaprobadas por Dios". Unos ocho años después de la muerte del Salvador, escribió en arameo el primero de los evangelios sinópticos (que a primera vista presenta clara y distintamente las partes principales de un todo), con 28 capítulos, el cual es el más extenso y completo de la Buena Nueva. Su relato comienza con la genealogía legal de Jesucristo en cuanto hombre y de ahí que se le asigna -en los tetramorfos-, por figura simbólica, el ser misterioso que vio san Juan en el Apocalipsis y que tenía un rostro parecido al de un hombre. En sus escritos concede relevancia a las enseñanzas del Redentor, en especial las Bienaventuranzas (Mt 5), y las Parábolas del Reino (Mt 13), entre otras. Se dice que evangelizó Siria, Etiopía y Macedonia. Tal vez murió martirizado en Etiopía o en Persia y sus reliquias fueron trasladadas a Salerno, Italia. Nota: "El término «evangelio», en tiempos de Jesús, lo usaban los emperadores romanos para sus proclamas. Independientemente de su contenido, se definían «buenas nuevas»; es decir, anuncios de salvación, porque el emperador era considerado el señor del mundo, y sus edictos, buenos presagios. Por eso, aplicar esta palabra a la predicación de Jesús asumió un sentido fuertemente crítico, como para decir: Dios, no el emperador, es el Señor del mundo, y el verdadero Evangelio es el de Jesucristo" (Benedicto XVI, 2008).

 

VIERNES 24

NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED O DE LAS MERCEDES

NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED O DE LAS MERCEDES, del latín "rescate" (siglo XIII). Esta advocación mariana, que tiene su origen en una visión que apreciaron en forma simultánea y por separado, en 1218, san Pedro Nolasco (l3 de mayo) y su confesor, san Raimundo de Peñafort (7 de enero), cuando ambos estaban en la ciudad española de Barcelona. Cada uno de ellos pudo ver a María Santísima, ataviada con un hábito y con escapulario blancos (escapulario, del latín scapularis, derivado de scapula, omóplato), llevando en su brazo izquierdo al Niño Jesús. La Celestial Señora les solicitó que fundasen una orden religiosa cuyo apostolado sería obtener la liberación de los cristianos cautivos a manos de los musulmanes. Obedeciendo la petición, ese mismo año instituyeron la Orden de Nuestra Señora de la Merced (padres mercedarios), quienes, al profesar, agregaban a los votos de pobreza castidad y obediencia un cuarto voto. el cual consistió en permanecer en calidad de rehenes en lugar de los prisioneros de los paganos, en tanto, sacerdotes y religiosos mercedarios, por medio de limosnas, reunían lo necesario para pagar por su rescate. La celebración en esta fecha se debe a que las apariciones se efectuaron un día como hoy. En 1696 el Pontífice Inocencia XII (1691-1700) estableció en este día su conmemoración y la difundió a la Iglesia universal. Iconografía: María Santísima de pie, porta al Niño Jesús en su brazo izquierdo, los dos ataviados con hábito blanco (adoptado por los mercedarios), ambos coronados. María, con su mano derecha, nos ofrece el escapulario de la Orden, estampado con la cruz de Malta y barras rojas catalanas. Protectora eficaz de los encarcelados, cautivos y personas sujetas a procesos judiciales. Patrona de la República Dominicana y de Barcelona.

 

JUEVES 29

SANTOS MIGUEL, GABRIEL Y RAFAEL

SANTOS MIGUEL, GABRIEL Y RAFAEL, del hebreo, "¿quién como Dios?", "fuerza de Dios" y "Dios ha sanado", respectivamente. Arcángeles. MIGUEL: (Apoc 12,7), conocido como "Príncipe de la Milicia Celestial", en virtud de liderar el ejército celestial que arrojó al infierno al demonio. De acuerdo con la Tradición, tendrá un papel preponderante en el Juicio Final, al sopesar las obras buenas de los justos (Dan 12, 1). Iconografía: con armadura militar, en su coraza lleva estrellas, el sol y la luna; viste una capa roja; en la mano derecha porta una espada, y en la izquierda, una balanza; a sus pies el demonio vencido. Intercesor eficaz, contra los enemigos del cuerpo y del espíritu. GABRIEL: Dios le encomendó la honrosa misión de anunciar a María Santísima el nacimiento del Redentor (Lc 1, 26 ss.). Iconografía: entre otras representaciones, en la Anunciación, de pie, con túnica blanca, alas y una azucena (pureza). Proclamado Patrono de las comunicaciones, de carteros y de los trabajadores de la comunicación, por el beato Pablo VI (1963-78: 26 de septiembre). RAFAEL: En el Libro de Tobías es narrada su historia. Rafael acompañó a Tobit, hijo de Tobías, en un viaje para atender un asunto de su padre anciano, a quien sanó de su ceguera con un ungüento elaborado con vísceras de un pescado. Iconografía: de pie, con atuendo de peregrino (guaje y cayado o bastón), en sus manos un pescado. Protector en enfermedades de la vista y de los viajeros. Su Santidad Francisco invita a los fieles a orar: Miguel, ayúdanos en la lucha; cada uno sabe
qué lucha tiene en su propia vida hoy, cada uno de nosotros conoce la lucha principal, la que hace arriesgar la salvación. Ayúdanos, Gabriel, tráenos noticias, tráenos la buena nueva de la salvación, que Jesús está con nosotros, que Jesús nos ha salvado y danos esperanza. Rafael, tómanos de la mano y ayúdanos en el camino para no equivocarnos de rumbo, para no quedarnos parados: siempre caminar, pero ayudados por ti. Amén.